Amanecer en el Saibi

Uno de mis sueños fotográficos (como veis me conformo con poca cosa) era fotografiar un amanecer desde el Saibi con Urkiola cubierto por un mar de niebla. Después de varios intentos frustrados debido a la esquiva niebla, por fin lo pude conseguir.
Y eso que no pintaba bien la cosa, ya que mientras iba con el coche subiendo el puerto de Urkiola no había ni rastro de niebla. Sin embargo, y cuando ya había perdido toda esperanza de encontrar niebla, fue justo llegar al alto de Urkiola y aparecer una densa niebla que se apelotonaba en el alto. Cosas de la geodinámica, supongo.
Me abrigué bien y empecé la ascensión. Era toda una experiencia ver como la luz del frontal se dispersaba en millones de partículas debido a la envolvente niebla. A medida que me iba a acercando a la cima crecía la preocupación de que también hubiera niebla en lo alto y no se viera nada. Afortunadamente, en el último tramo, la niebla se fue debilitando hasta llegar a desaparecer casi por completo. Parecía que esta vez nada podría interponerse entre yo y mi objetivo. Excepto un detalle: -el viento-.
Fue dejar el trípode en la hierba y salir volando (menos mal que no tenía la cámara puesta). Así que tuve que pensar una solución de emergencia. Levanté la vista y allí se erigía una inmensa mole de piedra, levantada en tiempos pasados e inmune a los avatares del tiempo: -la cruz del Saibi-. Corrí a refugiarme detrás de ella y efectivamente, el viento desapareció como por arte de magia.
Como aún quedaba unos minutos hasta el amanecer, se me ocurrió probar una técnica que siempre había querido hacer: una exposición larga con un mar de nieblas moviéndose a gran velocidad. Puse un "filtro de densidad neutra x10", 30 segundos de exposición y ésto es lo que salío:

Desde el Saibi
Anboto desde el Saibi

A posteriori me doy cuenta de la dificultad que entraña hacer este tipo de fotos, ya que si el viento no hubiera soplado tan fuerte, o no hubiera encontrado un sitio en el que resguardarme, me hubiera resultado imposible conseguir esta foto. Así que supongo que tardaré un tiempo en volver a conseguir algo parecido.
De todas formas no había mucho tiempo de regocijarse con la foto, ya que el Sol estaba ya a punto de Salir y esta vez no podía fallar.

Amanecer en el Saibi
Amanecer en el Saibi

¡Objetivo conseguido!!! Ya podía tachar "amanecer en el Saibi con niebla" de mi lista de pendientes.
Así que ahora a disfrutar y a hacer algunas fotos más como ésta de la cruz del Saibi, que tan buen cobijo me prestó:

Cruz del Saibi


Al de poco tiempo, la niebla empezó a ganar altura poco a poco hasta llegar a cubrirlo todo. Y ya no volvió a levantarse. Así que me considero muy afortunado de haber podido fotografiar el amanecer desde el Saibi, ya que si hubiera sido unos minutos más tarde, no se hubiera podido ver nada.
Así que ya sólo quedaba recoger los trastos y emprender la feliz vuelta.

Comentarios

  1. Eres un Fenómeno de la Naturaleza !!! Me haces no subir muchas fotos por simple comparación...;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamplinas! Si yo me comparase con los fotógrafos requetebuenos tampoco subiría nada :-D

      Eliminar
    2. Pues eso hago yo, y por eso tb subo menos fotos...Parte de "culpa" la tienes tú :-(

      Eliminar

Publicar un comentario