Caballos a contraluz

Una de mis manías fotográficas es fotografiar caballos a contraluz.
Siempre que veo caballos, y hay una bonita luz de amanecer/atardecer, tengo muy claro dónde situarme: -mirando hacia el Sol-.
-Fácil ¿No?-. -Si, bastante-.

Caballos al atardecer

Caballo al atardecer

Caballo en Urkiola

Ahora vamos a complicar las cosas un poco más y vamos a situar el Sol detrás de los caballos. De esta forma podremos crear potentes lineas visuales con las sombras de los caballos.
Fácil ¿No?. ¡Ni de coña!. Tendremos que agacharnos o directamente tumbarnos en sobre el suelo para conseguir el efecto deseado. Y uno ya no tiene edad para estas cosas. Aparte de que los caballos nunca se están quietos.
De entre todas las fotos realizadas con dicha técnica ésta es mi favorita:

Caballos al atardecer

Y ahora viene la madre del cordero: -El caballo de los cabellos dorados-.
Esta foto la conseguí hace bastantes años, y a pesar de que he intentado repetirla en innumerable ocasiones me ha sido imposible. Supongo que se requiere de una combinación exacta de factores tales como orografía del terreno, posición del Sol y sobre todo, pelaje del caballo, para conseguir ese efecto de silueteado dorado sobre el caballo.
Seguramente fue un golpe de suerte, así que la guardaré como oro en paño ;-)

Caballos al atardecer

Comentarios

  1. Magnífica colección de imágenes con una muy estudiada composición. Magnífica trabajo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias, Eduard. Me alegro que te gusten ;-)

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada