Las ovejas del Saibi

Durante años crecí fotográficamente admirando las fotografías que hacía Jabi Artaraz de las ovejas del Saibi. Así que cuando me iba acercando a la cima del Saibi y ví las ovejas, lo tuve claro. Además no había nubes en el cielo ni niebla en el valle, por lo que las opciones de conseguir una foto impactante del amanecer eran más bien pocas. Salvo que lo intentará con las ovejas.
Normalmente el problema que hay con ellas es que según me ven acercarme salen huyendo despavoridas. El que piense que las gallinas son los animales más miedosos que existen es porque no conoce a las ovejas del Saibi.

Salté la valla y me acerqué sigilosamente hacia ellas, y cual fué mi sorpresa al ver que esta vez no salieron huyendo. Seguramente debido a que yo estaba taponando la única vía de escape posible, ya que hacia el otro lado, la valla, y un acantilado, impedían la huida.
Se me quedaron todo el rato mirando, temerosas, así que tuve todo el tiempo del mundo para preparar la infraestructura y esperar a que el Sol saliera e iluminara la escena con esa luz rasante y cálida que tanto gusta a los fotógrafos.

Las ovejas del Saibi
Las ovejas del Saibi

Comentarios

  1. No huyen porque ya te conocen las ovejas del Saibi, Mikel. Estarán pensando: "Otra vez por aquí el de la cámara Sony y su trípode..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de la cámara Sony suelo ser yo, pero sin trípode.

      Eliminar
    2. veo, además, que tenemos la misma cámara.

      Eliminar
    3. Misma cámara y mismos modelos fotográficos ;-)

      Eliminar
  2. Excelente composicion, la luz es preciosa, un gran trabajo,saludos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por nombrarme en el texto de esta gran imagen. A las ovejas de Jon hay que llevarles un poco de pan para que estén tranquilas y si no llevas pan con llevar a mi cuñado con su perro es suficiente para que anden cerca de ti.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario